Ventajas y Beneficios de la Cosmética Natural

Ventajas y Beneficios de la Cosmética Natural

Cada vez esta más en auge la cosmética natural, debido a las ventajas y beneficios que nos aporta a nuestra piel, y entendiéndola como una alternativa lógica a la ya conocida cosmética tradicional, pues ya que casi todos sus componentes son origen vegetal.

Los laboratorios de cosméticos cada vez apuestan más por elaborar sus cremas, tónicos y champús con ingredientes vegetales creando así la cosmética natural y una de las cosas que deberíamos saber, es que para que un producto sea auténtico como cosmético natural, tiene que ser elaborado con ingredientes de origen vegetal y con conservante suave.

La cosmética natural o ecológica es una tendencia que va pisando fuerte y ganando adeptos de forma acelerada, como se demuestra un crecimiento cifrado en un 20% anual en Europa.

Un cosmético natural intenta en lo posible asemejarse al manto lípido de nuestra piel, y aquí tenemos la virtud mas esencial del producto natural, que busca integrar sustancias que tengan la mayor afinidad posible con la composición bioquímica de nuestra piel.

La cosmética natural tiene enormes ventajas para la salud de nuestra piel, pues no es agresiva para esta, aparte de fortalecer y mejorar las funciones dérmicas, debido a los componentes naturales que nos aportan las plantas.

La fabricación de cosméticos con ingredientes vegetales conlleva una ética ecológica, pues no provoca residuos agresivos ni químicos, que perjudiquen al medio ambiente. Se prohíbe utilizar productos derivados de las petroquímicas.

– Se prohíben las materias primas animales (excepto la lanolina y la cera de abeja)

– Se prohíbe los aceites sintéticos (silicona) y aceites minerales (parafina y siliconas), los colorantes sintéticos y los perfumes.

– Se utilizan los excipientes naturales: hidrolatos (aguas florales), aceites vegetales, ceras y aceites esenciales.

– Se limita el uso de emulsionantes, respecto de los que se obtienen de forma natural como la lecitina de soja, que actúa como emulsionante natural, sustancia que permite la mezcla de ingredientes grasos en agua, y así evitando el uso de emulsionantes sintéticos.

– Se limita el uso de conservantes sintéticos

– Los productos naturales no pueden ser testeados sobre animales,

– Los envases se están fabricados con materiales que no dañan el medio ambiente y se reciclan como los residuos del ciclo de producción.

Las ventajas de la cosmética natural sobre la convencional la podemos resumir en:

– No contiene aromas sintéticos, ni conservantes y perfumes artificiales.

– Se adapta muy bien a nuestro tipo de piel por la mayor afinidad de sus componentes con nuestra epidermis.

– No utiliza componentes químicos derivados del petróleo, ni aditivos artificiales.

– Regenera, cuida y protege la piel con eficacia.

– Tiene un efecto más suave, menos agresivo, que la cosmética convencional.

– Por estar compuesta por productos naturales, estimulan la capacidad innata de la piel para regenerarse.

– No provoca reacciones alérgicas o efectos secundarios, salvo excepciones, ya que no tiene conservantes ni colorantes de síntesis, como sí ocurre en la cosmética convencional.

– Las plantas utilizadas en estos productos cosméticos se han cultivado sin usar pesticidas ni herbicidas químicos de ninguna clase.

– Es muy adecuada para pieles sensibles o reacciones alérgicas por hipersensibilidad a algún compuesto químico.

– La cosmética ecológica está sometida a unos criterios y controles estrictos de calidad y de seguridad.

– Como sus compuestos son todos sustancias naturales, si se ingiere de forma accidental, como puede ocurrir con los lápices de labios, no supone ningún riesgo de intoxicación.