El Chucao como indicador del estado del bosque templado en Chile

El Chucao como indicador del estado del bosque templado en Chile

Alberto J. Alaniz
Consultoría ecológica y ambiental/ Email:alberto.alaniz@ug.uchile.cl

El Chucao como indicador del estado del bosque templado en Chile

 

Un reciente estudio a llevado a cabo por investigadores del Centro de Estudios en Ecología Espacial y Medio Ambiente (Ecogeografía) en colaboración con investigadoras de la Universidad de Florida U.S.A (Kathryn E. Sieving)  y la Universidad de Los Lagos (Cecilia Smith-Ramírez), logró mediante la utilización de una especie focal (Chucao) evaluar el estado del bioma templado en Chile y su efecto sobre la viabilidad de las poblaciones de esta especie.

El estudio recientemente publicado en la revista Diversity and Distributions estima la pérdida de hábitat histórica y reciente (2000 – 2014) de la especie  Chucao (Scelorchilus rubecula) en el bioma del bosque templado del sur de Sudamérica. Chucao es considerado una especie focal, es decir que la respuesta y requerimientos de esta especie representan muy bien a otras especies de la comunidad de los bosques templados tales como la rata arbórea (Irenomys tarsalis), la comadrejita trompuda (Rhyncholestes raphanurus) y el monito del monte (Dromiciops gliroides) (Castellón & Sieving, 2007). Por lo tanto, el estado de Chucao es indicativo del estado de la comunidad de estos bosques (Castellón & Sieving, 2012; Willson, 2004). Otra característica de esta ave, perteneciente a la familia Rhinocryptidae, es su gran dependencia por el bosque nativo siendo considerada una especie especialista de este tipo de hábitat. Por otro lado, se la considera un ave muy territorial, la cual utiliza y protege un territorio de una hectárea por pareja (Willson, 2004).

FIG_1_FINAL

El estudio muestra que el hábitat de la especie se ha reducido a nivel histórico en un 39.12%, con una pérdida adicional durante 2000 a 2014 de 3.03%. La zona más afectada ha sido la zona costera del norte del bioma entre las regiones del Maule y la Araucanía con una reducción de su hábitat del 54.51%. Por otro lado, esta zona ha experimentado una severa fragmentación en los últimos años, ya que los parches remanentes de bosque redujeron su tamaño en un 12.08%, mientras que el número de parches aumentó en 5.3%. La fragmentación conlleva serios efectos sobre la fauna que habita el bosque nativo, ya que estos se ven expuestos a patógenos, especies invasoras, perturbaciones e influencia humana, lo cual dificulta su sobrevivencia.

¿Que efectos han tenido estas pérdidas sobre las poblaciones de Chucao?

Se analizó el estado de las poblaciones de Chucao en tres zonas de alto valor ecológico

esquisio

1) Sitio prioritario Cerro Cayumanqui

El hábitat se redujo en un 75.9% a traves de la pérdida de un gran parche duente el cual desapareció. Esto redujo el número de parejas totales (capacidad de carga) en un 82.4% y el número de parejas viables (que pueden sobrevivir)  en un 84.1%.

2) Áreas protegidas Tolhuaca y Malleco 

El hábitat se redujo en un 22.8%, a través de una gran perforación originada por un incendio forestal. La capacidad de carga (número máximo de chucaos en el paisaje) se redujo en un 33.1%, con una reducción en el número de parejas viables  de un 33%.

3) Bosques relictos de Huite, en la región de Los Lagos.

Se evidenció una pérdida del 46.1% del hábitat total. lo cual implicó una reducción del 45.1% de la capacidad de carga y una pérdida del 54.6% de las parejas viables de chucao. Una gran proporción del parche central desapareció, generándose muchos parches sumideros (los cuales no son capaces de soportar poblaciones viables.

Conclusiones 

Se evidencian fuerte fragmentación y pérdida de los bosques templados en Chile, a nivel histórico y reciente, lo cual se suma a otros estudios que han señalado los mismos patrones (Alaniz et al. 2016; Miranda et al. 2017). Por otro lado, el estudio permite dilucidar los serios efectos ecológicos que tales pérdidas conllevan a nivel de la población de chucao, lo cual constituye una alarma sobre el estado de la comunidad ecológica de este ecosistema. Por lo tanto, se hace necesaria la protección de los remanentes de bosque que quedan, reconociendo su caracter de “hotspot” de la biodiversidad (Myers et al. 2000) y las fuertes reducciones de población que estas especies pueden estar experimentando.

Referencias

Alaniz, A. J., Galleguillos, M., & Perez-Quezada, J. F. (2016). Assessment of quality of input data used to classify ecosystems according to the IUCN Red List methodology: The case of the central Chile hotspot. Biological Conservation, 204, 378–385. https://doi.org/10.1016/j.biocon.2016.10.038

Willson, M. F. (2004). Loss of habitat connectivity hinders pair formation and juvenile dispersal of chucao tapaculos in Chilean rainforest. The Condor, 106, 166–171. https://doi.org/10.1650/7303

Castellón, T., & Sieving, K. (2007). Patch network criteria for
dispersal-limited endemic birds of South American temperate
rain forest. Ecological Applications, 17, 2152–2163. https://doi.org/10.1890/06-0945.1

Castellón, T., & Sieving, K. (2012). Can focal species planning for landscape connectivity meet the needs of South American temperate rainforest endemics? Natural Areas Journal, 32, 316–324. https://doi.org/10.3375/043.032.0310

Miranda, A., Altamirano, A., Cayuela, L., Lara, A., & González, M. (2017).
Native forest loss in the Chilean biodiversity hotspot: Revealing the evidence. Regional Environmental Change, 17, 285–297. https://doi.org/10.1007/s10113-016-1010-7

Myers, N., Mittermeier, R. A., Mittermeier, C. G., da Fonseca, G. A. B., & Kent, J. (2000). Biodiversity hotspots for conservation priorities. Nature, 403, 853–858. https://doi.org/10.1038/35002501