fbpx

No te confundas: ¿qué es la cosmetología natural?

No te confundas: ¿qué es la cosmetología natural?

Cada año son más las personas interesadas en vivir de una forma más natural y sostenible con el medio ambiente, incluso en el área de la belleza. Es en este contexto que surgen nuevos mercados como la cosmetología natural. No obstante muchos desconocen en qué consiste realmente.

¿Qué es la cosmetología natural? Esta tendencia engloba aquellos tratamientos y productos con ingredientes orgánicos, es decir, de materias primas procedentes de plantas y minerales libres de pesticidas. De esta manera, no contienen componentes químicos, aditivos, preservantes artificiales o perfumes sintéticos, ni ningún tipo de compuesto tóxico para la salud ni el medio ambiente.

Paralelamente, la cosmetología natural se caracteriza por velar por un “trato justo” para la obtención de sus ingredientes y por ser cruelty free (sin crueldad), por medio de productos que no han sido testeados en animales.

A nivel de diseño, esta tendencia también se preocupa por tener una mínima huella de carbono. Todo esto por medio de un ecodiseño, con envoltorios de plásticos reciclado, con baja cantidad de residuos y que pueden ser reutilizados.

A pesar de que la cosmetología natural puede sonar como un concepto nuevo, es un área reconocida y normada por las autoridades chilenas desde el año 1975. Además, corresponde a una tendencia mundial, con un crecimiento anual del 20% tanto en Europa y Estados Unidos.

Esto ha sido posible gracias a su sinnúmero de ventajas. En primer lugar, a nivel de tratamiento de la piel. Los productos de esta tendencia suelen asemejarse al manto lípido de nuestra piel con sustancias que logran una mayor afinidad con la composición bioquímica natural de las personas.

De esta manera, sus compuestos suelen ser menos agresivos, y permiten regenerar, cuidar y proteger la piel con más eficacia que los productos tradicionales.

En tanto, estos productos tampoco suelen provocar reacciones alérgicas o efectos secundarios ya que no cuentan ni con productos derivados de las petroquímicas, ni materias primas animales (a excepción de la lanolina y la cera de abeja), como tampoco de compuestos que tradicionalmente llevan los elementos de belleza como aceites sintéticos (silicona), aceites minerales (parafina y siliconas), colorantes sintéticos, perfumes químicos, entre otros.

Gracias a esto, la cosmetología natural tampoco supone ningún riesgo de intoxicación si se llega a ingerir de forma accidental, como puede ocurrir con los lápices de labios.

Todas estas ventajas posicionan a la cosmetología natural como la alternativa perfecta para un nuevo mercado cada vez más consciente con el medio ambiente, el reciclaje, la contaminación, pero especialmente, con respecto a aquellos productos que consumimos día a día y que pueden dañar nuestro cuerpo.

¿Te interesa el mundo de la belleza y quieres tener un impacto positivo en nuestro ecosistema? Entonces nuestra carrera de Técnico en Salud y Cosmetología Natural podría ser lo que estás buscando.